El consumo de agua en el hogar: Claves y Ahorro. El agua caliente sanitaria representa entorno al  10% del consumo energético total en tu vivienda y se sitúa en el gasto secundario de necesidad dentro del hogar, por detrás de la electricidad.  Además, hay que tener en cuenta lo que este gasto representa para el planeta, aunque es cierto que en los últimos 10 años vamos siendo más conscientes con el impacto y ahorro de agua para no perjudicar gravemente nuestro planeta, pero todavía nos queda mucho camino por delante.

El consumo medio de agua en los hogares españoles es de 132 litros por persona y día, según los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Cada español bebemos una media de 1,5 litros de agua al día; utilizamos entre 6 y 8 litros de agua al día para cocinar; consumimos entre 60 y 100 litros cada vez que ponemos una lavadora; y entre 18 y 50 litros, al poner en funcionamiento el lavavajillas (hasta 100 litros, si fregamos los platos a mano). Otra actividad que consume un gran volumen de agua es lavar nuestro coche con manguera: unos 500 litros.

Dicho esto, te traemos algunas claves para que puedas ahorrar en el consumo de agua de tu hogar:

Usa el sentido común. Pues siguiendo normas de uso común, como, por ejemplo, no dejar grifos abiertos inútilmente durante el afeitado o en el cepillado de dientes, podemos ahorrar hasta 1 litro por cada 5 segundos que no tengamos abierto el grifo.

La ducha. Una ducha consume cuatro veces menos agua y energía que un baño, aproximadamente, y es igual de eficaz para conseguir una completa higiene. Tenlo en cuenta.

Asegurate de cerrar bien los grifos. Evita goteos y posibles fugas. El simple goteo de un grifo del lavabo significa una pérdida de 100 litros de agua al mes. ¿Te imaginas lo que puede llegar a suponer para el planeta?.  Para ello, existen en el mercado cabezales de ducha de bajo consumo que permiten un aseo cómodo, gastando la mitad de agua.

Tira de la cadena, pero cuando sea necesario. Intenta evitar tirar el papel al retrete, pues este necesitará más agua para irse. Una cisterna usa de media entre 5 y 10 litros cada vez que pulsamos.

Ahorrar agua en los edificios y viviendas tiene un impacto positivo sobre el Cambio Climático.

Haciendo una aproximación general, por cada m3 de agua urbana consumida se emite a la atmósfera alrededor de 1 kg de CO2 equivalente. Así que, un motivo más: si ahorras agua estás luchando para combatir el Cambio Climático.

¡Esperamos verte pronto por nuestro blog y, si te ha gustado, comparte nuestro post!

Otros artículos

Pin It on Pinterest